Floricultura en Galicia

Historia

Los primeros pasos de nuestra empresa datan del año 1950, cuando don José Abuín Guimarey inicia en Lantaño (Portas) los primeros cultivos de floricultura con fines comerciales, quizás los primeros de Galicia. Unos años antes se habían plantado con fines de jardinería unas plantas de gardenia y unos bultos de nardo, viendo que la adaptación al clima de la zona era óptima, por lo que se decide hacer una pequeña plantación de nardos y multiplicar por acodo las plantas de gardenia existentes. Las flores resultantes se comercializaban directamente en el mercado de abastos de Vigo. A primera hora se vendían todas las flores primero al público y luego a los floristas, que viendo su excelente calidad, animaron al floricultor a que se plantaran más nardos, gardenias y otros tipos de flores, empezando ya a cultivar en los años siguientes bulbos de gladiolo.

Paulatinamente la extensión cultivada fue aumentando hasta que ya se dejó de vender la mercancía directamente a particulares y se empezaron a vender las producciones directamente a las floristerías de Vigo, Pontevedra, Santiago y La Coruña.

Con la llegada de los plásticos para invernaderos se hacen los primeros cultivos de nardos forzados con túnel de plástico con lo que se conseguía mayor precocidad y producción.
Como, aún así, el período de producción era muy corto debido al clima, frío y húmedo en invierno, se empiezan a construir, primero con madera y luego con pilares de hormigón y armazón de madera, los primeros invernaderos para cultivar bajo abrigo, adelantando así la primera cosecha al mes de abril y prolongándose hasta octubre.

En 1970 se inician los primeros cultivos de clavel y miniclavel con resultados muy satisfactorios y con gran demanda en la producción, ya que hasta ese momento para recibir la mercancía de las zonas de producción (Cataluña y Almería), el transporte tardaba dos o tres fechas en entregar la mercancía, con el consiguiente deterioro de la misma sobre todo en verano. De ahí que la mercancía producida en Galicia fuera muy apreciada y revalorizada en el mercado.

A partir de 1980, empieza la expansión de la floricultura en Galicia, empezando a mejorar los sistemas de producción y transporte, con lo que la comercialización de nuestra empresa se expande al resto de España, llegando a cubrir en la época estival, una buena parte de la demanda del mercado nacional, ya que las zonas mediterráneas, debido a las altas temperaturas, no podían competir en calidad con la flor de Galicia.

A partir de 1982, y ante la creciente demanda del mercado, nuestra empresa La Gardenia Mayoristas S.L., pasó de ser únicamente productora, a producir y también comercializar la flor de un grupo de agricultores de la región, aumentando progresivamente esta actividad hasta hoy, que comercializa en exclusiva la producción de más de 60 agricultores repartidos por toda la comunidad gallega.